Connect with us

Dinero y Emprendimiento

Entre un empleado y un emprendedor, ¿quién es más feliz?

Ahora sí nos hemos metido en problemas. Hablar de la felicidad es sumergirse en un tema sujeto a mil interpretaciones.

Published

on

Entre-un-empleado-y-un-emprendedor-quién-es-mas-feliz-todalia

Ahora sí nos hemos metido en problemas. Hablar de la felicidad es sumergirse en un tema sujeto a mil interpretaciones e imposible de medir, aunque hay quienes se han atrevido. En el universo laboral esta es una discusión épica, digna de un clásico tipo Red Sox Vs. Yankees o Barcelona Vs. Real Madrid. ¿Quién es más feliz entre un emprendedor y un empleado?

Dejemos que la ciencia nos ayude. Un estudio de la firma Talent Management Consulting encontró que las personas con altos niveles de dopamina y serotonina (ambos vinculados a la satisfacción y el placer) aumentan su capacidad cerebral en un 100% y esto incide en igual porcentaje en la productividad. 

El Global Workforce Study de Towers Watson determinó que el 72% de los trabajadores se comprometen más con su trabajo si juzgan que su jefe es eficaz.

Estos datos nos acercan a un hecho: es posible estar a gusto en el trabajo y no todos se quejan de los lunes. Sin embargo seguimos preguntándonos, ¿quién es más feliz entre un emprendedor y un empleado?

En 2017, un estudio en España reveló que el 60.3% de los profesionales se sentían más felices desde que trabajaban de forma independiente, pero el 70.3% reconocía que si se le presentaba una buena oportunidad volvería a emplearse. ¿Y entonces?

Algunos especialistas en materia laboral hacen una distinción que tiene mucho sentido. No es lo mismo ser emprendedor por decisión que por la fuerza. Un emprendedor por la fuerza es aquel que se ve obligado a emprender porque no consigue trabajo, por ejemplo. Quien emprende por decisión lo planificó, amasó una idea en su mente y un día se lanzó a por su sueño.

Esta diferencia entre emprendedores afecta directamente el nivel de felicidad especialmente en las primeras etapas del emprendimiento. También modifica la susceptibilidad a emplearse o no de nuevo. Lo que sí sería un error es juzgar quien es más propenso a tener éxito, porque ambos pueden triunfar. 

Ahora, con respecto a la felicidad entre empleados y emprendedores la diferencia está en cuál tipo de carga quieres llevar. Y esto nos sugiere una posible respuesta al dilema. No todos están hechos para ser emprendedores ni todos para ser empleados. Tampoco tienes que ser emprendedor o empleado para siempre.

Desde la perspectiva de un empleado, su felicidad puede estar en la estabilidad y en la certeza de tener un sueldo seguro todos los meses. Su satisfacción la puede encontrar en hacer que sus líderes brillen y consigan sus metas, dar soporte y apoyo a un equipo, ser parte de una visión sólida. Quizás no es crítico tener que pedir permiso para tomar vacaciones o algún día libre, perder dinero por ausencias al trabajo no programadas, estar sometido a un horario fijo o lidiar con la posibilidad de perder el empleo.

Desde la perspectiva del emprendedor podríamos conseguir que su felicidad la consigue asumiendo riesgos y tomando decisiones trascendentales. Encuentra satisfacción invirtiendo tiempo y su propio dinero para ver una idea convertida en realidad. Disfruta la interacción con colegas y la incertidumbre lo energiza. Su sentido de felicidad no se drena porque las cosas no salgan como espera, porque tenga que posponer la gratificación por tiempo indefinido o porque su éxito dependa de muchos factores externos.

Nos animamos a concluir que el más feliz entre un emprendedor y un empleado es quien consigue realización en lo que hace. Ninguno de los roles puede garantizar ni ser la fuente de algo que fluye desde el interior del individuo. El sentido de propósito y de significado que cada quien consigue en su desempeño diario forma parte de todo lo necesario para ser feliz

Continuar Leyendo
Publicidad
Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Dinero y Emprendimiento

A los emprendedores nos importa la innovación

Este año se observa que gobiernos y empresas aumentaron sus inversiones destinadas a la innovación.

Published

on

A-los-emprendedores-nos-importa-la-innovacion-todalia

El Índice Global de Innovación (GII, siglas en inglés de Global Innovation Index), es un indicador diseñado para dar una imagen amplia de la innovación en 132 economías del mundo. A partir de este dato, empresas y gobiernos evalúan y deciden sus inversiones en esta materia con el fin de ser cada vez más competitivos. El apoyo a las nuevas ideas es fundamental para los emprendedores.

Todavía, en el último trimestre del 2021, continuamos evaluando los efectos de la pandemia. El COVID-19 dejó ver su rastro en el GII del 2020 porque el dinero para financiar empresas innovadoras comenzó a agotarse. Además, el capital de riesgo sufrió contracciones y los gobiernos hicieron serios ajustes para contener efectos impredecibles. 

En 2020 también vimos los resultados tangibles de las ventajas de invertir en innovación por parte de las principales economías del mundo. Y esto se refleja en el GII del año en curso. En el informe de este año se observa que gobiernos y empresas aumentaron sus inversiones destinadas a la innovación. Esto es importante si tomamos en cuenta que sufrieron pérdidas de todo tipo, incluidas vidas humanas. 

¿Por qué el GII es importante para los emprendedores?

Este índice es el resultado del trabajo conjunto de la empresa privada, la información de 132 naciones y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual. Desde su primera publicación en 2007, es la referencia obligada para la formación de políticas económicas. Es usado por las grandes corporaciones para evaluar su competencia con un macro lente y esto permea hasta las capas más fundacionales de las iniciativas.

En términos más sencillos podemos decir que si el país donde estamos provee un ambiente cada vez más óptimo para el florecimiento de ideas innovadoras, nuestros emprendimientos tendrán mayores oportunidades de triunfar en el mercado local y en el global. También significa que las grandes corporaciones invertirán en ideas que les harán más competitivos y que serán desarrolladas por emprendedores arriesgados.

Una relación simbiótica

El GII muestra el resultado de una relación de ganar-ganar entre los creadores y las instituciones. El índice evalúa dos grandes aspectos. El primero es la capacidad de innovación de un país a través de la evaluación de sus instituciones. El segundo es la evidencia real de resultados de la innovación. Así que no solo se trata de lo que las instituciones hacen para promover la innovación sino también de cuáles son los resultados que cada economía puede exhibir.

Esto representa oportunidades para el emprendimiento basado en ideas, en la solución a problemas acuciantes de la sociedad y en el desarrollo de la tecnología y la ciencia. 

Clasificación Mundial

Fuente: Organización Mundial de la Propiedad Intelectual

Los primeros lugares en el GII

En su clasificación anual de las economías del mundo en cuanto a capacidad y producción en materia de innovación, el Índice muestra que dicha clasificación está dominada de forma sistemática por unas pocas economías, en su mayoría de ingresos altos. Sin embargo, algunas economías de ingresos medianos como China, Turquía, Vietnam, la India y Filipinas están ganando terreno y cambiando el panorama de la innovación.

Suiza, Suecia, los Estados Unidos de América y el Reino Unido siguen liderando la clasificación de la innovación, y todos ellos se han situado entre los 5 primeros en los últimos tres años. La República de Corea entra en 2021 por primera vez entre los 5 primeros clasificados, mientras que otras cuatro economías asiáticas figuran entre las 15 primeras, a saber: Singapur (8), China (12), Japón (13) y Hong Kong (China) (14).

En el caso de América Latina, Statista lo representó así en su cuenta de Instagram.

Esto es lo que concluimos

Este año, las inversiones en innovación no alcanzaron el máximo histórico que se experimentó en 2019. Sin embargo los países que más invierten en innovación y desarrollo (I+D) continuaron creciendo. La empresas no lo hicieron diferente. Las que más recursos asignan a I+D incrementaron su inversión hasta en un 60%. La difusión de la ciencia también avanzó un 7,6 % con respecto al índice del año anterior.

Estos datos son más que alentadores para los emprendedores porque, como lo dijo Bruno Lanvin, coautor del informe, “la COVID no alteró las tendencias observadas en el bienio 2019-2020, ya que las empresas innovadoras siguieron contando con una financiación pública y privada relativamente abundante, incluso fuera de los ámbitos de la salud y las biociencias”.

Continuar Leyendo

Dinero y Emprendimiento

Empodera a tus colaboradores con estas seis ideas

No importa en qué lugar del mundo estén, todos van a amar ser parte de tu empresa. 

Published

on

Los emprendedores estamos comprometidos con nuestro crecimiento personal, pero a veces nos cuesta saber qué debemos hacer para ayudar a nuestros equipos a crecer. ¿Estamos de acuerdo en que si solo creces tú la organización se estanca?

Para lograr que todo el equipo suba como la espuma es importante que el ambiente donde ocurre la magia de tu emprendimiento sea un estimulador del crecimiento. Y eso no ocurrirá por generación espontánea, tendrás que trabajarlo.

Aquí te dejamos seis ideas para que tengas un ambiente donde todos se sientan empoderados y tu empresa brille.

1. Abraza el potencial de las personas. ¿Recuerdas cuando viste el resumen curricular de tu primer colaborador? Todo ese potencial que viste allí tiene que conseguir un lugar con suficiente oxígeno para manifestarse. Habla con cada uno de los miembros de tu equipo y pregúntales si aman lo que están haciendo y si creen que están funcionando dentro de sus áreas de fortaleza. Después de esa conversación quizás tengas que hacer algunos movimientos, pero será lo mejor para todos.

2. Dale espacio a tu equipo. Si crees que los miembros de tu equipo son capaces de hacer algo, dales espacio para actuar. Los ambientes tóxicos están plagados de micro management, donde el jefe está metido en todas las decisiones y procesos. Si metes tus manos en todo entonces tu equipo será minusválido. Tendrán miedo de asumir responsabilidades y sentirás que la empresa no funciona sin ti. Por supuesto, tendrás que tener estómago para soportar las equivocaciones de tus colaboradores, pero eso forma parte del crecimiento.

3. Promueve la colaboración. Está muy bien que todos estén corriendo por ser los mejores, sin embargo no pierdas de vista que la suma del esfuerzo de todos es mejor que el esfuerzo individual. La colaboración promueve la creatividad y la innovación. Un equipo que alcanza el éxito por el aporte de todos es mucho más cohesionado y comprometido.

4. Persigue la rendición de cuentas. La libertad es genial, pero sin rendición de cuentas sería el caos. Aprovecha tus reuniones semanales para que cada quien cuente cómo van sus resultados, que han aprendido y qué harían diferente. Rendir cuentas se trata de asumir la responsabilidad. Si alguien pidió margen para actuar pero no consiguió los resultados esperados, el equipo está para apoyarle pero ese colaborador debe presentar un plan de acción asumiendo las consecuencias.

No caigas en la trampa de que rendir cuentas estresa o enoja a las personas. La falta de dirección solo haría que la empresa parezca un barco sin rumbo lleno de marineros capaces pero erráticos.

5. Anima a servirse unos a otros. Esto se trata de dar sin esperar nada a cambio. El servicio no distingue rangos ni cargos. Pregúntale a cada miembro de tu equipo, ¿Qué desafíos tienes por delante y cómo te puedo ayudar? Invita a que todos se pregunten unos a otros, ¿cómo te puedo ayudar? Es difícil que la empresa tenga una cultura de servicio hacia los clientes externos sino la tiene entre sus propios miembros.

6. Recompensa los buenos resultados. Lo que se celebra se repite. Halaga a tus colaboradores en público, delante de los proveedores, clientes y de sus compañeros. Repasen juntos qué fue lo que hicieron bien que les permitió llegar a esos resultados. Nunca te tardes en celebrar los éxitos.

Estas ideas para promover un ambiente donde todos se sientan empoderados y te ayuden a triunfar va más allá de un lugar físico. Las puedes aplicar con tu equipo remoto o híbrido. No importa en qué lugar del mundo estén, todos van a amar ser parte de tu empresa. 

Continuar Leyendo

Dinero y Emprendimiento

Cómo leer el lenguaje corporal post-pandemia según un experto del FBI

Observar el lenguaje corporal de los compañeros nos ayuda a descubrir qué tan cómodos se sienten con nuestra presencia.

Published

on

Cómo leer el lenguaje corporal post-pandemia según un experto del FBI #relacioneslaborales #recursoshumanos #ambientelaboral

Si ya regresaste al trabajo presencial notaste que las conductas cambiaron. Ahora hay como una especie de precaución al saludar, al entrar a una oficina o al compartir el elevador. Se ha vuelto complicado saludar. No sabemos si el compañero de trabajo quiere que le demos la mano, toquemos codos o le demos un beso. ¿Cómo saber si los amigos nos quieren cerca?

Joe Navarro sirvió como experto en lenguaje corporal por 25 años para el FBI. Él dice que nuestras preferencias cambiaron durante la pandemia. Ya no somos los mismos que en marzo de 2020 demostrábamos afecto o alegría con la cercanía corporal.

Navarro aconseja algo que luce bastante lógico. Él recomienda observar el lenguaje corporal de los compañeros para descubrir qué tan cómodos o incómodos se sienten con nuestra presencia. ¿Parece cringe, cierto?

Una manera de abordar esta situación con empatía es recordando alguna situación donde no nos hemos sentido cómodos. Por ejemplo, al coincidir con alguien que tenemos tiempo sin ver y que ahora nos quiere abrazar. Seguramente nos quedamos tiesos como un árbol porque no conocemos el círculo relacional de esa persona. O pudo ocurrir cuando llegamos a una reunión y todos se saludan estrechándose las manos. Nos preguntamos, ¿yo también tengo que hacer eso?

Para saber si es un buen momento para entrar a la oficina de un compañero, Navarro aconseja mirarle directo a los ojos. Si arquea las cejas y sus primeras palabras son de gusto por verte, entonces sí quiere que entres. Si por el contrario, apenas levanta la vista y frunce levemente el ceño, es mejor que le hables desde la puerta.

Cuando tu compañero está de pie puedes saber si está agradado de verte porque volteará su cuerpo completamente hacia ti. Cuando nos alegra la llegada de alguien, nuestra tendencia es mover nuestro cuerpo de frente hacia esa persona. De lo contrario solo giramos la cabeza pero mantenemos los hombros y el torso en otra dirección.

Algo parecido ocurre si hay varias personas en una sala y quieres unirte a la conversación. Cuando te aproximas, las personas que están a gusto con tu llegada moverán los pies hacia ti. Los que sienten indiferencia o disgusto, solo moverán su cabeza en tu dirección.

Los especialistas en lenguaje corporal reivindican las famosas patas de gallo en los ojos. Ellos dicen que estas líneas de expresión son excelentes para saber si alguien realmente está alegre. Cuando alguien te sonríe y se le destacan las arrugas en el borde externo de los ojos, está sonriendo sinceramente. Si por el contrario, solo se ríe con su boca pero sus ojos no se achican, su sonrisa es de cortesía.

La verdad es que esta técnica no es para juzgar a nadie. Todos tenemos nuestras preferencias y algunas de ellas han cambiado luego de la pandemia. Como dice Navarro, a lo que la gente no se puede resistir es a quien le provee alivio psicológico. Si tu presencia trae consuelo y alivia el estrés, siempre serás bienvenido. 

Continuar Leyendo

Tendencias

© 2021 Todalia - DecenaMedia